“Cuando era un niño quería cambiar el mundo, cuando fui joven me di cuenta que tenía que cambiar mi país, de adulto mi familia, y ahora que voy a morir he comprendido que si hubiera cambiado YO, habría cambiado el mundo”

El suplemento de hierro durante el embarazo podría incrementar el riesgo de parto prematuro y de bajo peso

7 de may. de 2009



Uno de los factores que se controlan durante los embarazos, con las analíticas, es el de la cantidad de hierro de la futura mamá.

La mayoría de veces la concentración de hemoglobina baja de los 11 g/dl y muchos profesionales consideran esta disminución como una anemia suplementando la alimentación de las embarazadas con hierro.

La realidad es que este suplemento consigue aumentar los niveles de hierro (que es lo que se busca), pero según los niveles de hemoglobina a los que se llegue se incrementa el riesgo de que el parto sea prematuro y de que el bebé nazca con bajo peso.

En otras palabras, el suplemento de hierro que se da a muchas embarazadas casi por protocolo está contraindicado la mayoría de veces.

Seguir leyendo en Bebés y más

17 comentarios:

vilmati dijo...

A pesar que mi hija nació por cesarea a las 38 semanas, lo hizo con 2500 gramos. Tomé por indicación de la obstetra suplementos de hierro y vitaminas. La cesarea... se indicó justamente por el bajo peso que se calculaba y las medidas de la panza.
Hoy con mas información e ideas mas naturales, planeamos parto en casa, vaginal, cambiamos por medico naturista y partera, que me indicaron no tomar nada, y si estoy cansada quiere decir que debo descansar y escuchar al cuerpo.

Esther dijo...

A mi nadie se ha molestado en preguntarme si como bien o mal, solamente tomate esto; y yo como fenomenal, tipica dieta mediterranea, venga tomate, venga lenteja... el gine no sabe ni que trabajo como dietista... me parece que la cajita de Vitaminin Plus me va a durar los 5 meses que me quedan...

Eso si, la verdad, no se si tener la sensacion de que nos toman el pelo

Bebi dijo...

Hola Armando,

Te sigo tanto por aquí como por bebés y más y tras este artículo, me ha hecho pensar que si pasa lo mismo con las vitaminas prenatales.
A mi me han mandado hierro que no me voy a tomar, ya que los valores son los normales en un embarazo, un pelín bajo para las no embarazadas, pero no para las gestantes.

Pero también me han mandado vitaminas. En el análisis sólo me salió el potasio bajo, y como soy tendente a no tomar nada que no sea estrictamente necesario, pues quería saber si hay algún estudio o lo que sea, sobre dichas vitaminas.

Un saludo y muchas gracias.

Armandilio dijo...

Hola Bebi...
Desconozco si hay algún estudio sobre las vitaminas, pero de todas maneras tampoco hace falta que lo haya, pues vitaminas las hay y en suficiente cantidad en la comida.

Con esto quiero decir que en España cualquier persona con una dieta equilibrada puede prescindir perfectamente de ellas.

Para el embarazo, pues más de lo mismo. Lo único recomendable es el ácido fólico los primeros meses y el yodo, en caso que no seas de mucho comer pescado (si dudas, mejor tomar 200 mcgr al día).

Un saludo!

Isabel dijo...

El estudio dice que existe relación entre la caída de hemoglobina durante el embarazo y el peso al nacimiento, pero por supuesto no establece un mecanismo causa-efecto, dado que es observacional y transversal.

Por otro lado, una cosa es que los niños nazcan con mas peso en madres con menor nivel de hemoglobina, y otra es que los niños nazcan mas sanos y que las madres afronten mejor el embarazo y el parto. No tiene nada que ver una cosa con la otra.

Los resultados del estudio se refieren a niveles de hemoglobina, NO a quien tomaba suplementos de hierro y quien no.

Por lo tanto decir que el suplemento de hierro durante el embarazo incrementa el riesgo de parto prematuro y bajo peso, es algo falso y mal deducido.

Aparte de que el estudio tiene... dejame ver... 14 años de antigüedad! Y se elaboró con datos recogidos hace 21 años. ¿Qué pasa? ¿No hay evidencias más recientes?

Preguntemos a la Cochrane y a Trip Database.

A día de hoy, sigue sin haber estudios que concluyan si es o no conveniente dar suplementos de hierro a las embarazadas. La norma sería, por tanto, el sentido común: si la embarazada tiene 10 de hemoglobina y se encuentra bien, no hace falta darle nada; si, por el contrario, esos 10 de hemoglobina le están causando síntomas (cansancio inmanejable, taquicardias, dificultades para realizar sus tareas diarias...), tampoco se ha demostrado que sea perjudicial tratarla y aliviarla.

Además de que conviene mantener a la madre viva después del parto, por el bien de los dos. Si ocurre algún problema y el parto lleva a una pérdida llamativa de sangre, llegar a quirófano con 8 o 9 de hemoglobina puede no ser precisamente un factor de buen pronóstico...

http://www.update-software.com/abstractsES/AB004736-ES.htm

Bebi dijo...

Muchísimas gracias Armando, sinceramente prefiero seguir mejorando con el tipo de dieta antes que atiborrarme a cosas sintéticas.

E Isabel, es que creo que hay dos cosas que son bien diferentes, una es una necesidad y otra un protocolo. Si necesitas hierro veo normal y lógico, si por la dieta no lo incrementas, que lo tomes, pero se ha llegado a ni siquiera hacer una comprobación analítica, en la primera visita te lo mandan y listo y así tampoco son las cosas.

En mi caso no necesito ninguna de las dos cosas, me las han mandado y no las voy a tomar porque mi alimentación y mi cuerpo me permiten prescindir de ambas.

Un saludo.

Armandilio dijo...

Isabel, gracias por tu comentario.
Tienes razón, el título no es del todo cierto dado que sí hay mujeres que necesitan el suplemento.

Como dice bebi la intención no es estigmatizar el suplemento en sí, sino evitar que se administre de forma protocolaria.

Como dice la revisión cochrane, no hay datos a favor, ni en contra.

Anónimo dijo...

Yo tomé hierro desde el primer momento del embarazo y aún así tenía anemia, así que los últimos meses tomaba dosis doble. Cuando di a luz mi anemia era preocupante y por ende la de mi hijo al nacer. ¿Qué hubiera sido de mí sin el hierro?
Mi hijo nació a término y con un peso de 3.600 y 52 cm. Ni prematuro ni bajo de peso y eso que desde la semana 5 de embarazo estaba con hierro.
Después de dar a luz necesité dos transfusiones para recuperarme y estuve tomando hierro durante casi ocho meses más.
No me produjo estreñomiento ni nada de nada.
También tomé vitaminas, lo que nunca tomé fue calcio (cosa que conocidas mías sí, tomaron calcio pero no hierro).
Y nada, que creo que si os mandan hierro en la mayoría de los casos será porque se necesita... me imagino que si yo hubiera decidido dejar de tomarlo por iniciativa propia hubiera puesto en peligro la vida de mi hijo (y quizás la mía).

Armandilio dijo...

Sí, anónima, tienes razón.
Al titular el post quería hablar del suplemento por protocolo en embarazadas que están bien de hierro. Creo que leyendo la entrada queda clarificado este punto aunque sí asumo que el titular pueda llevar a equívoco.

Habría estado mejor "El suplemente de hierro en algunas mujeres durante el embarazo...".

Por supuesto hay casos que sí hace falta.

Anónimo dijo...

No me estaba refiriendo expresamente a tu entrada sino a algunas "opiniones" vertidas sobre el tema aquí y en otro blog donde hacen referencia a tu entrada. De madres gestantes que hablan de dejar de tomar el hierro y de "médicos" naturistas que recomiendan descansar y no tomar hierro.
Me pregunto qué hubiera sido de mi hijo y de mí si hubiera suprimido mi dosis de hierro diaria... ya comenté que mi hijo nació con una terrible anemia "heredada", que le tuvo dos días en la UCI y que yo necesité dos transfusiones de sangre, una cuando estaba aún en paritorio y otra dos días después (y no tuve una pérdida de sangre excesiva).
Imagino que si hubiera suprimido el hierro por mi cuenta mi embarazo no hubiera llegado a término, el bebé necesita hierro para desarrollarse y mi cuerpo ya no daba más de sí.

Anónimo dijo...

Ah, comentar que mi alimentación era perfecta, dieta mediterránea, legumbres, pescados, verduras; vamos, que cuidé como nunca lo que comía y todo lo demás.

Bebi dijo...

Anonima, creo que interpretas mal mis palabras, una cosa es una carencia, ya sea de alimentación o que tu cuerpo no asimile dicho hierro y otro es un protocolo.

Un protocolo es cuando te sientas en la silla del tocólogo en la primera visita y sin saber ni tu nombre te dice: debe tomar, ácido fólico, yodo, hierro y un complejo de vitaminas, y dentro de un mes se hace el primer análisis.

¿Y si mi cuerpo tiene demasiado hierro, por lo que sea y el exceso provoca una malaformación o algo parecido? (esto me lo he inventado)
Primero hay que hacer unos análisis y luego mandar, pero tanto en una persona gestante como en una que no lo sea.

Decirte que el exceso de vitaminas es igual de malo que el defecto de las mismas, y si tus valores analíticos reflejaban que estabas bien de vitaminas, no entiendo porque te expusieron a una sobredosis de las mismas, lo digo por lo que comentas de tu alimentación.

Mi propia tocóloga me dijo que si no quería tomarlo que no lo hiciera porque los valores eran propios de una embarazada, pero que ella me lo recetaba porque había tenido problemas de este tipo con otras futuras mamás.

En cuanto a las vitaminas si mi análisis salen sólo bajo el potasio no entiendo porque me tengo que tomar toda la traca vitamínica del complejo.

Creo que acusar a madres por ser naturistas o lo que sea, como cabezas locas, es muy duro y muy cruel sin conocer a esas personas y sus casos concretos.

Anónimo dijo...

Digo que mi alimentación era perfecta, no que no necesitara las vitaminas, en el último tramo del embarazo estaba baja de todo y me las mandaron.
Y me parece que excepto la vitamina A, ninguna es perjudicial durante el embarazo...
Lo primero que te hacen cuando saben que estás embarazada, al menos por aquí, es una análisis de sangre y luego te mandan las cosas, lo único que te mandan sin tener los análisis delante es ácido fólico. Antes de que te vea el tocólogo ya te han hecho el análisis del sangre, es lo primero.
Siento si mi opinión te ha ofendido, pero ya dije que en otro sito, donde han puesto este artículo había varias madres que decidían dejar de tomar el hierro al leerlo ¿no es de locos? Creo que ninguna de ellas es médico y no sé cuántas de ellas tomaban hierro "por protocolo".
Evidentemente en mis primeros análisis el nivel de hierro no era excesivamente bajo,ni salía como incidencia (con estrellita ni nada) me mandaron hierro (¿se puede decir que por portocolo?)... en los siguientes y tomando hierro los resultados eran preocupantes ¿qué hubiera pasado si yo hubiera decido no tomarlo porque no era muy bajo? Imagino que hubiera detenido el desarrollo de mi hijo y con ello el embarazo.
Al final del embarazo, en los últimos análisis, lo del hierro era alarmante, ya más o menos preveían que en paritorio iba a necesitar una transfusión y se plantearon provocarme el parto por el bien del niño, me dieron cinco días de espera, al segundo me puse de parto.
Como puedes ver para mí lo del hierro no ha sido ninguna tontería, después de dar a luz tardé más de ocho meses en recuperar unos niveles normales, los dos primeros meses tomando dosis doble.
He contado mi caso concreto, no pretendo generalizar, solo me sorprende que por un artículo así algunas madres decidan, por su cuenta, dejar de tomar hierro.

virginia dijo...

Me parece que el comentario de Anónimo es justo, como para contrarrestar los posibles efectos negativos del artículo (que las embarazadas dejemos por nuestra cuenta de tomar suplementos recetados)Luego de leerlo, hasta yo misma dudé de tomar el hierro, teniendo una anemia bastante pronunciada!!! Creo que lo único válido es los análisis de sangre, y responder con suplementos adecuados en cada caso. Si los médicos dan medicación por protocolo, en rigor tratan de suplir las carencias generalizadas que se van presentando a medida que el embarazo avanza. También es cierto que la cantidad de peso al nacer no es un síntoma evidente de buena o mala salud. Hay muchos bebés gordos con deficiencias alimentarias. Con respecto a la idea de que una buena dieta alcanza, tengo mis dudas, conociendo los procesos industriales que se utilizan hoy día para los alimentos: las frutas y verduras del mercado, por ejemplo, me saben a agua pura; han perdido el sabor que tienen en la huerta de mi abuela, y seguramente también han perdido muchos nutrientes, junto con el sabor. Y no hablemos de la alta presencia del mercurio en el pescado, por más fresco que sea, debido a la alta contaminación de las aguas en todo el mundo. De hecho, el pescado es peligrosísimo para las embarazadas y hay que consumirlo con mucho cuidado. No creo que unas vitaminas y un poco de hierro estén de más en nuestra dieta sino al contrario, y más vale prevenir que curar las deficiencias.

Anónimo dijo...

A mi esposa le recetaron Venofer (hierro) de forma intravenosa a las 38 semanas de embarazo. actualmente tiene la hemoglobina en 9.4, el Dr dijo que era demasiado baja...tengo mis dudas ahora ke leo el blog...espero ke todo salga bien...

X cierto aunque no viene al caso, que mama tan sexy la de la foto...

Armandilio dijo...

Anónimo, lo cierto es que no sé decirte. Los protocolos de aquí tratan de aumentar los niveles de hemoglobina y si nos vamos al norte de Europa, con 9,4 te dirán que está estupenda...

Solo Viviana dijo...

Hola a todos los que han posteado en este blog...tengo un embarazo de 14 semanas y como mis 4 décadas podrían ser motivo de algún tipo de riesgo en mi estado, me he dedicado a buscar y leer todo tipo de información que me ayude a llegar a buen término y hacer lo que esté a mi alcance para que mi bebé nazca sanito...
A pesar de que he aprendido a modificar mis hábitos alimenticios y me he cuidado de aquellos alimentos dañinos para la salud, por lo general mi ingesta de hierro siempre ha sido baja...y llegué al embarazo con un déficit que se reflejó en los primeros análisis...
Después de un mes de haber incorporado a mi dieta una serie de alimentos ricos en hierro y de adicionar además el suplemento indicado por mi doc, mi nivel de hierro bajó de 9,8 a 9,6 ya que mi bebé se llevó prácticamente todo lo consumido y a medida que crezca seguirá exigiendo más para su normal desarrollo...
El rango normal de hierro según indican los análisis es de 12,0 a 16,0 y mi doc me dice que si llego a niveles cercanos a 8,0 necesitaré transfusiones de hierro y si bajo de 8,0 deberán hacerme transfusiones de sangre con todos los riesgos que esto implica...

Cuando leí el título de este blog me alarmé llegando a creer que al consumir los suplementos me estaba haciendo más un mal que un bien...

He leído todos los comentarios al respecto,y aunque he sacado varias conclusiones positivas, creo que lo más sensato es seguir las indicaciones de mi doc...

Por otro lado no me parece confiable que un médico haga un diagnóstico y recete medicamentos sin antes haber solicitado los análisis correspondientes. En lo personal, nunca me ha sucedido algo así, y si ocurriera creo que tomaría una segunda opinión ante la duda...

Saludos!

Compartir en Facebook

UpTweet